15 de febrero de 2010

Más que una pata de Dinosaurio

Así como lo indica el título, el descubrimiento de la primera pata de Barionyx walkeri encontrada es un claro ejemplo de que las apariencias engañan.
Este fósil, que data no sólo de la primera pata de Barionyx, sino también, de la más completa, fue descubierto en La Rioja, Igea en el 2006 por Patxi Sáez-Benito. Sin embargo, no fue hasta hace recientemente que su descripción llevó a los paleontólogos a confirmar que se trataba del miembro posterior de un Barionyx. Ahora, luego de cuatro años de exhaustivo trabajo en el estudio del fósil, la pata fue reconstruida y se encuentra en exhibición en el Centro de Interpretación Paleontológica. La reconstrucción permite ver que ésta mide hasta 2.20 metros y a su vez, ha revelado que el espécimen de Barionyx poseedor de la misma pudo haber llegado a los 3.75 metros de altura.

El hallazgo consiste en el fémur, la tibia, la fíbula, el calcáneo, el astrágalo los metatarsos y falanges, lo que da los científicos y al mundo una visión clara de cómo estaba estructurada la pata. Pero el hueso más sorprendente que compone este fósil es la fíbula, la cual presenta una deformidad, lo cual, revela que el animal sufrió una rotura en vida y fue curada posteriormente, quedando en forma de “S” y preservando la misma incluso luego del proceso de fosilización.

El descubrimiento de esta pata de 120 millones de años de antigüedad ha cubierto varios vacíos en investigaciones de suma importancia sobre este dinosaurio y su familia, pero más intriga lo que aún queda por resolver. Con el hallazgo de esta pata de Barionyx, se podría descubrir mucho acerca de la locomoción de esta criatura, sería útil para calcular la velocidad a la que pudo haber corrido, ayudaría a determinar incluso si ésta era capaz de nadar y sobre todo, podría revelar estas cosas y muchas más sobre otros espinosáuridos, incluyendo al colosal Espinosaurio.

He aquí el link del artículo para los deseen buscar más detalles:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada