10 de enero de 2010

Investigan Raptor Venenoso

¡Feliz Año Nuevo a todos! Que el 2010 sea para todos ustedes un año lleno de esperanzas, sueños y de mucha alegría.

Pues hoy vengo con nuestro primer anuncio del año para darle un toque especial a aquellos que, como su servidor, son amantes de los dinosaurios.

¿Recuerdan la famosa escena de Jurassic Park en la que aparece un Dilophosaurio escupiendo un veneno negro sobre su presa (en aquel caso, Dennis Nerdy)? Pues en aquel entonces no se tenía constancia sobre si los dinosaurios eran capaces de producir veneno. Pero eso ha cambiado. Tal vez, el Dilophosaurio no haya sido capaz de envenenar a sus víctimas pero un antiguo pariente del Velociraptor sí lo era.

Me será un honor informarles sobre un nuevo estudio que demuestra que un pequeño terópodo volador del linaje de los dromeosáuridos era capaz de inyectar veneno sobre sus víctimas de un modo similar al de algunas serpientes. Se trata del primitivo raptor emplumado, Sinornithosaurio.

Tras llevar a cabo una investigación, científicos de las universidades de Kansas, E.E.U.U y de Shenyang, China, entre los que encuentran Larry Martin, David Burnham y Empu Gong, notaron que este pequeño coelurosaurio poseía dientes inusuales y tras estudiarlos, se percataron de una similitud entre éstos y los de las víboras modernas, llegando a la conclusión de que éstos le permitían al Sinornithosaurio envenenar a sus presas cuando las mordía.

Según Burnham, la parte superior de la mandíbula del dinosaurio contenía un orificio en el que almacenaba una glándula que pudo haber segregado un tipo de veneno. Ésta se conectaba a la base de los dientes por medio de un surco por el cual, el veneno circulaba hacia los dientes largos y estriados de la mandíbula superior.

Tras este nuevo estudio, los investigadores creen que el veneno que segregaba el Sinornithosaurio, a pesar de no ser tan letal, quizá era lo suficientemente potente como para provocar un rápido estado de choque, de modo que disminuirían las posibilidades de escape o defensa de sus víctimas, las cuales no podrían ser demasiado grandes, ya que podría arriesgarse a quebrar sus dientes. Basándose en esto, los expertos piensan que este pequeño terópodo se alimentaba de aves y criaturas similares mordiéndolas e insertando sus colmillos parecidos a los de las víboras en la herida y así inyectarles el veneno.

Ahora, los investigadores creen que otros dinosaurios parecidos al Sinornithosaurio también poseían esta capacidad de envenenar a sus presas, por lo que ahora se proponen estudiar a otros ejemplares como el Microraptor para comprobar sus hipótesis.
Tal vez, el Sinornithosaurio era un dromeosáurido primitivo pero podría ser la llave de nuevas aseveraciones. ¿Quién sabe? Puede que llegue el día en que descubramos que otros dromeosáuridos posteriores como el Velociraptor hayan sido aún más letales de lo que imaginamos.

Para más información, les dejo el enlace del artículo en español: http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/12/091222_dino_venenoso_men.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada