29 de julio de 2012

Dinoficha: Allosaurio

Hoy les traigo la dinoficha de uno de los terópodos más grandes del Jurásico y uno de los más conocidos en la cultura popular: El Allosaurio.

Allosaurio
Localización: Norteamérica, Europa y África
Clasificación: Saurischia, Terópodo, Allosáuridos
Significado del nombre: “Lagarto Diferente”
Tamaño: 11 a 12 metros de largo
Período: Jurásico
Dieta: Carnívoro

Características
El Allosaurio fue uno de los dinosaurios carnívoros de mayor tamaño y quizá, el más grande que existió durante el período Jurásico. A pesar de su gran tamaño de entre 11 y 12 metros de longitud y 3.5 metros de altura, este animal sólo alcanzaba las 2.3 toneladas de peso, lo cual lo hace más liviano que otros animales semejantes en tamaño. Esto se debe a la ligera constitución de sus huesos y a su masa muscular poco sofisticada en comparación con otros carnívoros gigantes, lo que le ayudaba a alcanzar velocidades considerables, además de darle la capacidad de saltar sobre sus presas y posibles competidores. Este terópodo tenía brazos relativamente largos en comparación con otros grandes dinosaurios carnívoros en los que poseía enormes garras de hasta 15 cm de largo, que eran muy útiles para desgarrar a sus presas y luchar contra sus rivales. El Allosaurio poseía un enorme cráneo equipado con dos mandíbulas que contenían a cerca de 70 dientes de 10 cm de largo con bordes aserrados. Además, estos dientes finos y en forma de daga estaban curvados hacia atrás, lo que prohibía el escape de sus presas una vez que éste atacaba. Gracias a unas articulaciones especiales, los maxilares del Allosaurio eran capaces de extenderse hacia los lados, lo que le ayudaba a desgarrar grandes trozos de carne al morder. Sin embargo, es de notar que estudios recientes sugieren que sus mandíbulas no eran muy fuertes. Los huesos del cráneo poseían amplios orificios que hacían su cabeza más liviana y le brindaban espacio a los músculos y órganos sensoriales. Los ojos de este carnívoro estaban posicionados 20° hacia los lados, proveyéndole una visión binocular poco sofisticada, pero lo suficientemente formidable como para calcular la la distancia y el tiempo requerido para atacar a una presa. Sin embargo, tendría que voltear la cabeza de lado a lado para saber hacia dónde se movería ésta. Una de sus características más sobresalientes es un par de crestas óseas y puntiagudas que se ubicaban en la parte superior, en frente de sus ojos, cuya función es debatida por los paleontólogos. Debido a su gran tamaño, temible apariencia y a su lugar en la cadena alimenticia, algunos científicos consideran al Allosaurio como el equivalente jurásico del Tiranosaurio rex.

Descubrimiento y Hallazgos
Los primeros restos de Allosaurio fueron descubiertos en 1869 por los nativos de Middle Park, Colorado, EE.UU. Desafortunadamente, este primer fósil no estaba completo; tan sólo consistía en parte de una vértebra. El hueso pasó a manos de distintos científicos, incluyendo al geólogo Ferdinand Vandiveer Hayden, quien pensó que se trataba de la pesuña de una especie de caballo extinta, luego fue estudiado por Joseph Leidy, quien descubrió que el hueso era realmente una vértebra de dinosaurio y le dio el nombre de Antrodemus, no sin antes atribuirlo a la especie Poekilopleuron, un miembro perteneciente a la familia de los megalosáuridos. El Allosaurio fue nombrado en 1877 por el pionero paleontólogo estadounidense, Othniel Charles Marsh durante el famoso evento en la historia de la paleontología conocido como la “Guerra de los Huesos”. El primer esqueleto completo de Allosaurio fue descubierto en 1883 por un granjero llamado M. P. Fletch en Garden Park, Colorado. Más tarde en 1991, Kirby Siber y su equipo desenterraron otro esqueleto bastante articulado en el desierto de Wyoming, el cual recibió el apodo de “Big Al” (Gran Al) debido lo completo que está fósil, a su perfecta preservación y la importancia que tiene para la paleontología y otras ciencias. Este espécimen estaba un 95% completo pero lo más intrigante es que presentaba unos 19 huesos rotos e infecciones óseas que fueron producidas mientras el espécimen estuvo vivo y que se creen, pudieron contribuir a su muerte. El mismo equipo más tarde halló un fósil similar, al que llamaron “Big Al Two” (Gran Al Dos). Sin embargo, el descubrimiento más controversial que se haya realizado con relación a los fósiles de Allosaurio se tuvo lugar en Utah, en 1960. Se trata de una “cama de huesos” que contenía sobre 46 especímenes de Allosaurio, llamada Mina de Dinosaurios de Caveland Lloyd. Este lugar es uno de los más investigados por los científicos, ya que es uno de los más propicios para encontrar fósiles de Allosaurio y de otras especies que predominaron durante el Jurásico tardío. Desde que los nativos de Middle Park descubrieron los primeros restos de Allosaurio en Colorado, numerosos hallazgos han convertido a este dinosaurio en uno de los más populares. Se han desenterrado fósiles de Allosaurio en gran parte del oeste de los Estados Unidos, en el Sudeste de África y en Portugal, Europa.

La Cresta y su Función
El Allosaurio presentaba una cresta ósea en la parte superior del frente de sus ojos. El tamaño de esta cresta parece variar de individuo e individuo. Sin embargo, se cree que pudo haber estado cubierta de una sustancia llamada queratina, la cual le daba un mayor tamaño y le proveía una capa de piel escamosa, lo suficientemente fuerte para permitir su conservación y preservación durante el proceso de fosilización. Esta cresta tenía forma de cuernos, pero era demasiado fina como para ser usada a manera de embestidas. Esta es sólo una de las razones por la que se debate su función. Una teoría menciona la posibilidad de que ésta servía para proteger a los ojos del sol pero gran parte de los paleontólogos no está totalmente de acuerdo. La afirmación más viable es que pudo haber sido usada como exhibición para atraer pareja o como alarma para ahuyentar rivales. Por esa razón, los científicos afirman que la variación de tamaños pudo haber significado la diferencia entre macho y hembra. Hasta ahora, basándose en el comportamiento de muchos animales actuales, muchos paleontólogos coinciden en que el macho poseía una cresta más grande que la de la hembra y de un color más llamativo.

Hábitat
El dominio del Allosaurio tuvo lugar desde hace 156 a 144 millones de años, durante el período Jurásico. Durante este tiempo, lo que hoy es el oeste de los Estados Unidos, el Sur de África y la península de Portugal, estaban unidos en una vasta extensión de tierra llamada Laurasia. Éste era uno de los dos gigantescos continentes que existían en el planeta durante la parte intermedia de la Era Mesozoica y, en este lugar, el Allosaurio cazaba supremo. Este era un mundo frondoso, donde predominaban bosques abundantes en coníferas, helechos y cicadáceas, además de presentar amplias llanuras abiertas entre la espesura de los mismos. A pesar del incremento de los bosques, estos espacios abiertos también se hacían más grandes, a medida que aumentaba la población de dinosaurios gigantes, como los enormes saurópodos que derribaban una gran cantidad de árboles anualmente para ampliar su territorio y conseguir alimento. Era en estas llanuras donde, además de los saurópodos, también abundaban los estegosáuridos y los ornitópodos primitivos como el Dryosaurio y el Camptosaurio, que buscaban refugio entre estos gigantes, por lo que estos espacios abiertos proporcionaban al Allosaurio la principal fuente de alimento. Mientras que en los extensos bosques se ocultaban los pequeños coelurosaurios y otros terópodos como el Ceratosaurio, un depredador de siete metros de largo, con dientes extra largos y un par cuernos sobre los ojos y uno aún mayor en la punta del hocico, los cuales podrían haber sido parte del menú del Allosaurio, éste pudo encontrar competencia en otros terópodos como el Torvosaurio, un megalosáurido de hasta 12 metros de longitud que pudo haber competido con el Allosaurio por alimento y hasta por territorio. Se afirma que la mayor parte de los terópodos gigantes, acechaban ocultándose entre la vegetación para así atacar sorpresivamente a su presa y el Allosaurio era uno de ellos, por lo que usualmente también se le atribuye este comportamiento.

 Por otro lado, lo que hoy es la Península Ibérica y el Sudeste de África estaban ubicados en la parte Sur de Laurasia, razón por la que eran afectados por un clima más cálido, lo que permitía el desarrollo de amplias sabanas y bosques ricos en vegetación resistente a temperaturas altas. Aquí se desarrollaban varias especies de Allosaurio, adaptadas a estos ambientes más cálidos y a la caza de las criaturas que allí habitaban, las cuales no eran muy diferentes a las que se encontraban las especies del Norte.

Comportamiento
Existe bastante controversia sobre el comportamiento de este dinosaurio. Principalmente, se debate si era territorial o si cazaba en grupo. Parte de esta controversia se remonta al año 1960, cuando se descubrió una cama de huesos a la que los científicos llamaron Caveland Lloyd. Ésta contenía sobre 46 especímenes de Allosaurio, dando a los científicos la idea de que el Allosaurio haya adoptado un comportamiento social. Sin embargo, muchos coinciden en que esta mina de dinosaurios fue en su tiempo una “trampa de depredadores”, un pequeño oasis rodeado de brea en donde los dinosaurios quedaban atrapados hasta morir de hambre o de sed, y que los Allosaurios encontrados ahí llegaron sucesivamente atraídos por las carcasas de los animales que no pudieron salir, teniendo el mismo final. No obstante, gran parte de los paleontólogos consideran que esta teoría pudo haber atrapado del mismo modo a varios grupos de Allosaurios en busca de comida fácil y más intrigante aún, el hallazgo de ejemplares de diversas edades, sugiere la posibilidad de que algunos de estos grupos hayan sido familiares, debido a la presencia de especímenes que no superan los 3 metros de largo cercanos a otros jóvenes de mayor tamaño y a los adultos desarrollados de 11 metros. Sin embargo, algunos sugieren la posibilidad de que estos individuos jóvenes tuvieran además de sus hermanos y hermanas, a uno de sus padres o a ambos como única compañía y que los jóvenes no mayores de 10 metros, llegaron independientemente al lugar. De todas formas, la mayoría considera que el Allosaurio pudo en ocasiones formar grupos de hasta doce individuos para dar caza a diversas especies de saurópodos que viajaban en manadas. Ellos afirman que en grupos, los Allosaurios podrían ingeniárselas para separar a los miembros más jóvenes y a los más débiles de las manadas de saurópodos y acorralarlos durante varias horas hasta que éstos se deshidrataran hasta morir, por lo que es bastante probable que el Allosaurio hubiese adoptado cierto comportamiento grupal, al menos cuando fuese necesario. Además de su comportamiento social, también se debate constantemente por su reproducción. Se sabe que el Allosaurio tenía una cresta ósea en frente de sus ojos, la cual variaba en tamaño posiblemente, entre machos y hembras. La mayoría de los paleontólogos sugiere que esta cresta era usada para atraer pareja durante la época de apareamiento. Muchos de ellos afirman que el macho era poseedor de una cresta más grande y probablemente, de una coloración más brillante que la de la hembra, la cual usaba como señal para llamar su atención y ahuyentar una posible competencia, del mismo modo que sucede con algunos animales de la actualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada