23 de febrero de 2013

Dinoficha: Carnotaurus sastrei


Saludos a todos, lectores de Mundo Terópodo. Hoy deseo compartir con ustedes esta dinoficha de uno de los terópodos más espectaculares del Cretáceo. Seguramente, ya muchos lo conocen, pues es un dinosaurio que ha cautivado no sólo a los paleontólogos, sino también, al público general. Sin más preámbulos, disfruten la ficha del Carnotaurus sastrei.

Carnotaurus

Localización: Sudamérica
Clasificación: Saurischia, Terópodo, Abelisáurido
Significado del nombre: Toro Carnívoro
Tamaño: 8 metros de largo
Período: Cretáceo
Dieta: Carnívoro

Características
El Carnotaurus era un dinosaurio carnívoro de tamaño mediano, midiendo aproximadamente, 8 metros de largo, 3.5 de alto y pesando cerca de 1 tonelada. Fue uno de los terópodos más insólitos conocidos por la paleontología, pues presenta características únicas aún dentro de la familia de los abelisaurios, como por ejemplo, un cráneo que, aunque relativamente pequeño y corto (sólo medía unos 57 cm de largo), tenía una resistente estructura ósea que lo reforzaba. No obstante, como todo abelisáurido, presentaba una fosa antorbital de gran tamaño, lo que reducía el peso del cráneo (los abelisaurios se distinguen por poseer la fosa antorbital más grande de todos los terópodos). Su hocico era profundo y amplio, indicando la presencia de grandes lóbulos olfativos, lo que implicaría que el animal contaba con un excelente sentido del olfato y sus órbitas oculares estaban posicionadas hacia el frente, direccionando sus ojos en posición paralela, lo que sugiere visión binocular y por tanto, percepción de la distancia. Estas características dotan al Carnotaurus de herramientas eficaces para un depredador. Las mandíbulas del Carnotaurus eran expandibles gracias a la presencia de una articulación en la parte trasera de las mismas, lo cual le permitía cortar y desgarrar grandes trozos de carne y causar un mayor daño a sus víctimas. Sin embargo, es de considerar que las mandíbulas inferiores y los dientes (debido a su forma y tamaño) no estaban diseñados para ejercer gran fuerza. Por otro lado, su característica más prominente, son los cuernos que se situaban sobre sus ojos, los cuales eran gruesos y estaban formados por hueso sólido. Éstos tenían una superficie verticalmente casi plana y poco curva, apuntando en direcciones opuestas. El hallazgo de un esqueleto casi completo de Carnotaurus contiene las impresiones de piel mejor conservadas de cualquier terópodo hasta ahora encontrado y ha revelado que esta criatura poseía una capa de piel gruesa, cubierta de escamas pequeñas, pero duras (además de que no muestra impresiones de plumas) y reveló, además, la presencia de bultos cónicos que se enfilaban a lo largo de los costados del animal. Sus brazos eran considerablemente cortos (aún más cortos que los del famoso Tiranosaurio rex y sus relativos), siendo los más cortos de cualquier terópodo conocido. Éstos terminaban en una mano con cuatro diminutos dedos, una característica común en dinosaurios primitivos, pero rara en los terópodos más avanzados. Sus patas traseras, por otra parte, eran considerablemente largas y fuertes, lo que le permitía correr a grandes velocidades. Por si fuera poco, un estudio reciente demostró que el músculo caudofemoral unía el muslo a la fuerte cola del animal gracias a un tendón que se aferraba al fémur, lo que le otorgaba una gran fuerza de impulso a la hora de desplazarse al menos, en línea recta, ya que esta estructura le dificultaría dar giros repentinos. Tras estudiar estas características, algunos investigadores han sugerido que el Carnotaurus pudo haber alcanzado los 50 km/h al correr.
               
Descubrimiento e Historia
El primer fósil de Carnotaurus fue descubierto en la Estancia Pocho Sastre, cerca de la Bajada Moreno en Chubut, Argentina en 1984 por miembros de la 8va Expedición Paleontológica a la Patagonia. Este hallazgo fue toda una sensación, ya que se trataba de un esqueleto bien preservado y casi completo, restando sólo los huesos inferiores de las patas traseras y parte de la cola. Lo más sorprendente, sin embargo, es el excelente estado de preservación de las impresiones de piel, lo cual reveló que este dinosaurio estaba cubierto por una capa gruesa de escamas, con una serie de bultos en forma de cono que estaban distribuidos en filas, a lo largo de los costados. El fósil fue descrito en 1985 por José Bonaparte y al estudiarlo, supo que se trataba de una nueva clase de dinosaurio y lo relacionó con otro terópodo al cual también estaba investigando junto a Fernando Novas y con el que había encontrado varias semejanzas al compararlo con el fósil encontrado el año anterior. Este otro terópodo recibió el nombre de "Abelisaurio comahuensis" y, junto con el ejemplar encontrado en Chubut un año antes, mostraba características nunca antes vistas en otros dinosaurios carnívoros, de modo que Bonaparte se valió de estos ejemplares para probar la existencia de un grupo de terópodos hasta entonces desconocido al que llamó "abelisáuridos" e introducirlo en la ciencia paleontológica. Al notar las dos características más sobresalientes del cráneo del esqueleto de Chubut: los dos cuernos y la boca llena de afilados dientes de 4 centímetros, Bonaparte lo nombra "Carnotaurus sastrei", que significa "Toro Carnívoro de la Estancia Pocho Sastre". Éste es hasta ahora, el único material asignado al género, pero el hallazgo de fósiles aún no descritos en el Desierto de Atacama en Chile y en la Provincia de Bagua, Perú, parecen mostrar numerosas similitudes al ejemplar patagónico, pudiéndose tratar de la misma especie.

Función de los Cuernos
Se han sugerido múltiples teorías para explicar el papel que jugaban los cuernos del Carnotaurus. En un principio, se creía que empleaba sus cuernos en embestidas cabeza contra cabeza entre miembros de su misma especie con tal de competir por el alimento o por el derecho a reproducirse (este comportamiento es principalmente asignado a los machos de la especie). No obstante, estudios recientes han demostrado que, a pesar de que el cráneo de esta criatura podía resistir fuertes impactos, no sobreviviría a un golpe hecho a toda velocidad contra un rival. Sin embargo, los paleontólogos también han propuesto que estos combates podían efectuarse con embestidas dirigidas a los costados del oponente. Dado que este dinosaurio poseía una cubierta de escamas de gran grosor, es posible que los contrincantes permanecieran cerca uno del otro, embistiéndose por los costados o cerca del vientre, siendo ésta una teoría más factible. Del mismo modo, se ha sugerido que el Carnotaurus utilizaba sus cuernos como armas de caza, embistiendo a sus presas en diversas partes del cuerpo para debilitarlas o incluso, en la medida en que le fuera posible, en o cerca de la cabeza para desorientarlas. Dado que esta criatura poseía fuertes músculos en el cuello, un cráneo reforzado, brazos reducidos, dientes pequeños y adaptaciones que le permitían correr a gran velocidad, es bastante razonable pensar que el uso de sus cuernos fuera una de sus principales estrategias de caza.

Hábitat
Este extraño dinosaurio carnívoro habitó desde hace cerca de 80 millones de años A.C hasta la extinción de los dinosaurios, hace 65 millones de años en lo que actualmente es la Patagonia Argentina. En ese entonces, el extremo sur de Sudamérica gozaba de un clima cálido y estaba cubierto por grandes bosques de coníferas, alimentados por ríos que desembocaban en un mar cercano, conocido como el Mar de Káwas. También se podían apreciar amplios terrenos semiáridos con poca vegetación y presencia de cuerpos de agua. En este paisaje variado, el Carnotaurus formaba parte de un ecosistema donde abundaban los titanosaurios de tamaño mediano, como el Saltasaurio y el Aeolosaurio, aunque también los gigantes, tales como el Puertasaurio y el Antarctosaurio. También eran comunes los ornitópodos, como el Gasparinasaura y carnívoros más pequeños que incluían alvarezsáuridos y dromeosaurios unenlangíidos, que no representarían una fuerte competencia, a diferencia de otros abelisaurios con los que compartía su entorno, como el Aucasaurio y otros tipos de terópodos, como, por ejemplo, el Orkoraptor.

Comportamiento
Dado que el Carnotaurus es sólo conocido por un espécimen, es dificultoso especular sobre su comportamiento. No obstante, teniendo en cuenta la posibilidad de que este carnívoro se alimentara de saurópodos, los cuales eran bastante comunes en su entorno, muchos sugieren que este carnívoro habitara y cazara en pequeños grupos, lo que les facilitaría derribar presas como éstas. Sin embargo, hay quien sugiere que, debido a sus mandíbulas hasta cierto punto, débiles, y al tamaño de sus patas delanteras, prefiriera un estilo de vida solitario, limitándose a cazar presas más pequeñas y débiles. Algunos incluso han sugerido que esta criatura pudo haber sido un carroñero oportunista que se alimentaba de animales ya muertos, teoría que ha perdido vigor con los nuevos estudios sobre su anatomía, su entorno, el comportamiento de animales similares, entre otros. Es probable que, de haber vivido en grupo, fuera una criatura que velaba por sus crías e incluso, les enseñara a valerse por sí mismas, pero otra línea teórica, vinculándolo con el posible comportamiento de dinosaurios emparentados como el Majungasaurio, sugiere que, de haber  adoptado una vida solitaria, las crías quedasen al cuidado de la hembra, la cual les proveería protección durante un periodo de tiempo determinado (es posible que los machos cazaran a los jóvenes indefensos), antes de que comenzara a verlos como alimento.

1 comentario:

  1. Qué hay kamarada? Gracias por el video que me dejó en mi blog. Es cierto ya tenía tiempo sin postear y es que con la recta final de mis estudios no me queda mucho tiempo para mis blogs, pero apenas tengo un momento aquí estoy.

    Lamento mi ausencia en el foro pero la verdad es que me ha parecido un tanto diferente desde hace tiempo... no sé pero ya no me parece el sitio tan divertido e informativo que solía ser o quizá soy yo que soy menos tolerante a los miembros más jóvenes que se han apoderado del foro...

    También ya he visto JP en 3D y Imax, ha sido fabuloso, como sentirse de 5 años otra vez! Veré cuando hago la reseña. Lamentablemente me dicen que en México, mi país y el de la mayoría de mis lectores y amigos no se estrenará hasta agosto probablemente.

    ResponderEliminar