10 de enero de 2014

Según el Lector: La Dieta de los Oviraptóridos

Saludos, estimados lectores. Pues dado que cerramos el año pasado con una serie de dinofichas, quisiera abrir este con algo distinto. Así que hoy publico la primera entrada del 2014 como parte del proyecto "Según el Lector". Esta vez, tratando sobre un tema que se ha vuelto bastante intrigante y controversial desde los últimos años: la dieta de los oviraptóridos.

Desde que el Oviraptor fue descubierto, se pensó que éste era un animal exclusivamente carnívoro que incluso osaba a robar nidos de otros dinosaurios para alimentarse de sus huevos, ya que el primer ejemplar fue encontrado sobre un nido erróneamente asignado al género Protoceratops. Eventualmente, se descubriría que el mismo pertenecía al propio "ladrón de huevos" (significado del nombre 'Oviraptor') y que éste en lugar de robarlos, en realidad los estaba empollando en el momento en que murió. No obstante, la idea de que el Oviraptor y sus relativos se alimentaban de huevos no fue descartada y aún hoy es bastante aceptada entre la comunidad científica. La mayoría sugiere que los picos de los oviraptóridos pudieron haber sido utilizados para romper la cáscara de un huevo y otros tipos de cascarones, tales como la concha de algunos invertebrados, permitiéndole alimentarse de éstos. Sin embargo, algunos observadores han advertido que los picos de los oviraptóridos son más semejantes a los de los dicynodontes que vivieron entre el Pérmico y el Triásico y a los de otros animales que generalmente se consideran herbívoros, tales como las tortugas y los loros.

Ilustración de Fabio Pastori

De hecho, hay quien sostiene que los oviraptóridos pudieron haber empleado sus picos para mordisquear semillas o arrancar tubérculos de plantas en lugar de quebrar cascarones de huevos y conchas, ya que los animales con adaptaciones especializadas para comer alimentos acorazados suelen presentar picos gruesos o dientes amplios para triturar. Las fauces de los oviraptóridos en cambio, tenían bordes finos y sus picos eran relativamente estrechos y afilados. Por lo tanto, hay quien  duda que éstos fueran muy aptos para quebrar cascarones, contrario a lo que se suele pensar.

Ilustración del usuario Yoult de Deviantart

Esta línea de pensamiento es reforzada por el hecho de que, como lo han demostrado algunos hallazgos, la mayoría de los oviraptorosaurianos basales, como el Caudipteryx y el Incisivosaurio eran principal o exclusivamente herbívoros. De modo que no es de sorprender que los más avanzados, como los oviraptóridos también lo fuesen. No obstante, existen pruebas que éstos últimos también asumían una dieta carnívora. Un ejemplo puede verse en  el hallazgo de huesos de una lagartija primitiva en la cavidad estomacal de un ejemplar de Oviraptor y otro en el hallazgo de cráneos de crías de Byronosaurios (una especie de troodóntido) dentro de un nido de Citipati. Estos ejemplares sugieren que los ovirraptóridos o al menos, algunos de ellos se alimentaban de otros animales, indicando hábitos carnívoros, lo cual no es extraño al considerar que pese a que sus picos y dientes quizá no estuviesen diseñados para quebrar material de coraza, eso no significa que no lo estuviesen para penetrar carne o incluso huesos de animales pequeños en comparación. Por otra parte, hay quien sostiene que los picos, pese a su diseño, eran lo suficientemente fuertes como para triturar el cascarón de un huevo o la concha de varios invertebrados que pudieran encontrarse en su entorno y que si bien eran capaces de triturar semillas y cortezas duras, también lo serían de romper cascarones y por lo tanto, es probable que el grupo tuviera bien merecida su reputación de "ladrones de huevos".

Ilustración de Todd Marshall

Estos hallazgos y estudios han dado lugar a una nueva teoría que se ha estado discutiendo con bastante esmero desde los últimos años: los oviraptóridos fueron probablemente omnívoros. Sin embargo, es difícil determinar si su dieta carnívora estaba sustituyendo a la dieta herbívora de sus antepasados. Aquellos que sugieren que los oviraptóridos conservaban y continuaban desarrollando un hábito principalmente herbívoro sostienen que el grupo se desarrolló de esta manera desde un principio, como lo han demostrado los miembros primitivos del grupo y que esto les permitiría encontrar alimento con mayor facilidad y reduciría los riesgos que exige la zoofagia en su ecosistema. Los que sostienen que su alimentación carnívora estaba empezando a convertirse en su hábito principal de adquisición de comida, exponen que el grupo había perfeccionado aquellas características que le permitieran adaptarse mejor a su entorno, el cual se hacía cada vez más cálido y más escaso en vegetación, lo que aumentaría la competencia con dinosaurios estrictamente herbívoros. Los expositores de esta teoría sugieren que ésta habría sido una de las razones por la que algunos miembros de la familia comenzaron a presentar un aumento drástico de tamaño, como lo es el caso del Gigantoraptor. Hay incluso algunos que tomando esta aseveración como punto de partida, especulan que el grupo ya estaba diseñado para llevar una dieta completamente carnívora y que estaba en vías de desarrollar adaptaciones que le permitieran llevar un estilo de vida más arriesgado y cazar presas más avanzadas como consecuencia de la rivalidad con otros depredadores.

Ilustración de Zhao Chuang y Xing Lida

¿Qué piensas tú? ¿Consideras que los oviraptóridos eran meramente carnívoros? ¿Opinas que eran omnívoros? De ser así, ¿crees que se alimentaban principalmente de carne o de vegetación? ¿Piensas que un hábito alimenticio estaba sustituyendo al otro? ¿Crees que sus picos eran aptos para quebrar el cascarón de un huevo? ¿Tienes alguna otra teoría sobre su alimentación? No dudes en compartir tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada